INTRODUCIR CÓDIGO PRIMAV40 (MAYUSCULAS) EN CESTA DE COMPRA.

10 Consejos para ir a pescar con niños.

Posted by Todo señuelos 07/03/2019 0 Comment(s)

10 Consejos para ir de pesca con niños.


En primer lugar y antes de nada. ¡ No vayas! Puedes llegar incluso a replantearte tu afición, pero si aun así sigues empeñado en que tus hijos, sobrinos... sigan tus pasos allí van unos consejos que te pueden ayudar.

 

1.- Elige bien el lugar de pesca. Para mi opinión es lo más importante, tendrás que buscar una zona de fácil acceso en la que el agua quede a pocos metros del coche. Cuando llegues al lugar de pesca, los niños querran rápidamente sacar las cañas y pescar, si tienen que andar 15 minutos hasta el lugar de pesca, es posible que acabes desesperado antes de mojar los señuelos.

Son preferibles las zonas someras donde se vaya ganando profundidad, de esta manera evitaras sustos innecesarios si un niño cae al agua. 


2.- LLeva ropa de recambio. ¡Si! date por seguro que el niño/a se va a caer al agua o tendrá la feliz idea de tirar piedras al agua, cada vez más grandes. Si vas con más de un niño, esto se tornará en una competición en la que los dos acabarán empapados por las salpicaduras o quizás un soleado día de Abril, tu hijo tenga la feliz idea de tirarle un cubo de agua a su prima como me paso a mi. Si no te has provisto de ropa de cambio, tu jornada de pesca acabará en ese momento.

 


3.- La cantidad importa más que la calidad. En esto nos diferenciamos mucho de los pequeños pescadores, si os pregunto a cualquiera ¿Que prefieres, 1 bass de 2kg ó 10 que apenas lleguen al palmo? Seguro que todos os inclinareis por la pimera opción. Esta claro que los pequeños pescadores van a elegir la segunda. Olvidaros de las grandes piezas por un día y centraros en que los niños saquen peces aunque sean pequeños cada poco rato, si no os aseguro que no os aguantarán ni una hora pescando.

4.- Armaté de paciencia. Ir con un niño tiene su complicación, pero si vas con más de uno se volverá una experiencia dificil, sobre todo los primeros días. 
Nos ponemos en situación, para no herir la sensibilidad de nadie, vamos a llamar a los dos pequeños pescadores Monstruito 1 y Monstruito 2.
Monstruito 1 lanza el señuelo perfectamente al agua. Mientras, Monstruito 2 al lanzar no ha abierto el pick up del carrete y el señuelo ha dado cien vueltas a la caña formando un nudo que ni Lauri Rapala hubiera podido imaginar. 
Tú pacientemente, empiezas a arreglar el entuerto para que Monstruito 2 pueda pescar lo antes posible, pero entretanto Monstruito 1 ha lanzado el señuelo directo al arbusto que previamente le habias indicado que evitara. 
Monstruito 1 reclama tu atención para que le ayudes a desengancharlo, tu calmadamente y con aun una sonrisa en la boca (es lógico, estas pescando y es lo que más te gusta hacer en este mundo) le indicas que pruebe a darle unos tironcitos a ver si sale, que cuando acabe de desliar la caña de Montruito 2 le ayudarás. 
La presión puede contigo y lo que parecia que ya estaba, se esta volviendo dificil, el nudo no sale. Montruito 1 te vuelve a llamar ¡ No puedo, No puedo! ¿Que hago? En ese momento aun calmado pero ya sin sonrisa, la vuelves a indicar que espere. 
Optas por romper el hilo y atar otra vez el señuelo. Al ver esto, Monstruito 2 se echa a llorar porque cree que ya no va a pescar, mientras Montruito 1 ya medio llorando exclama ¡ JOOOO AYUDAMEEE QUE YO SOLO NO PUEDOOO!
Ese es el momento que pierdes los nervios y te arrepientes de haber ido.  Momento solo superado con tu pareja diciendo ¡ No ves que son niños, tienes que tener más paciencia!

 

 

5.- Llevate una mochila con agua y algo de comida. Si, ya se lo que me vas a decir. Si tengo el coche cerca, si cuando me pida agua igual solo falta media hora para comer. Cuando un niño pequeño tiene sed o hambre no va a entender lo de "Nada, dos lances más y nos vamos" Es mejor llevar algo a mano de tal manera que puedas alargar un poco más el rato de pesca. Imaginate que todo esto sucede en el momento de mayor actividad.
 

6.- Olvídate de técnicas complicadas. Los niños no tienen paciencia, ellos quieren lanzar y recoger y además sacar peces claro, por lo que las técnicas finisse tipo wacky, drop shot etc... no serán las más adecuadas. Lo mejor es que les montes un pequeño crankbait, un minnow de 5-7 cm o incluso una spinner si sabes que hay abundancia de ejemplares de mediano tamaño. Recuerda, el objetivo es cuanto más peces mejor.
Yo he tenido buenas experiencias con popper, es un señuelo que requiere un pelin de destreza, pero lo pillan enseguida y si estan de picar arriba, se lo pasan genial.

 

 

7.- Llevate Juguetes, juegos de mesa, pelota... No todo va a ser pesca. Aunque te pueda parecer increible, yo he ido días que estaban picando relativamente bien y después de haber sacado unos cuantos Black Bass, han preferido jugar a la pelota, al pilla-pilla etc... Es normal sobre todo cuando son pequeños.
 

 

8.- Prepara bañadores y toallas. Como ya hemos dicho los niños son inquietos, si aprieta el calor y en el embalse donde vayas esta permitido, un baño puede ser entrenido y necesario para coger fuerzas y afrontar la tarde con ganas de pesca.
 

 

9.- Olvidate de pescar tú. La verdad es que creo que confome ibas leyendo el artículo lo ibas intuyendo, no queria darte el susto hasta casi el final.

Si, cuando vayas con niños, sobre todo si vas con más de uno será casi imposible que tengas un solo momento para echar tu caña, te tendrán ocupado todo el tiempo. Aunque si sigues algún consejo de los anteriores quizás el rato que los niños quieran jugar a la pelota puede ser un buen momento para pegar unos lances y quitarte un poco el mono de pesca.
 

 

10.- Esto no cuenta como salida de pesca. Esto es muy muy importante, debes dejarle claro a tu pareja que esto no es un día normal de pesca. Has venido a sufrir, no ha pescar. Por lo que al siguiente fin de semana te tendrás que volver a ir de pesca sin monstruitos para poder volver a encontrarte con tu pasión. La pesca.

 

Leave a Comment